¡Inauguramos una nueva sección de Casos de Éxito!
Cómo y por qué fracasó Kodak
Marketing / Día 01/10/2019

Cómo y por qué fracasó Kodak

Kodak era líder absoluto en el mercado, con un dominio de más del 85% del mercado en fotos y películas. Es decir, del 85% de las fotografías, Kodak recibía dinero, así que... ¿por qué renunciar a ese rentable negocio ya establecido?

Para entender el fracaso de Kodak al completo, hay que hablar de Steve Sasson.

Steve Sasson comenzó a trabajar en Kodak en 1973, y mientras estaba trabajando en un dispositivo de carga acoplada (CCD), llegó a inventar la primera cámara digital, inventando también un dispositivo para mostrar las imágenes en la propia cámara. Toda una revolución para el mercado de las cámaras.

Sasson le mostró su creación a sus jefes de Kodak en 1975. Un dispositivo en fase beta, el cual era una extraña mezcla de piezas: una grabadora digital, una cámara, un convertidor analógico-digital y otros componentes conectados a través de tarjetas de circuitos.

Aunque sus jefes quedaron impresionados, ellos pensaron que nadie iba a querer mirar sus fotos en una pantalla, pero Sasson tenía claro que aquello era el futuro, y que la imagen, así como los dispositivos mejorarían rápidamente. Y a pesar del escepticismo de sus jefes, se le permitió seguir trabajando en ello, aunque sin proporcionarle demasiados medios.

En 1989, Sasson y Robert Hills hicieron la primera cámara réflex digital, la cual ya era similar a lo que hoy tenemos en el mercado, con sus correspondientes tarjetas de memoria.

Pero el departamento de Kodak, si embargo, pensó en que lo mejor sería no vender las cámaras digitales por el temor a perder las ventas de películas. Y es que el negocio de Kodak no se trataba tanto de la venta de cámaras, sino de los revelados de fotografías y películas.

Kodak era líder absoluto en el mercado, con un dominio de más del 85% del mercado en fotos y películas. Es decir, del 85% de las fotografías, Kodak recibía dinero, así que... ¿por qué renunciar a ese rentable negocio ya establecido?

Y Kodak decidió que su cámara no viera la luz del día, con la idea de que si no sacaba la cámara al mercado, los usuarios continuarían revelando las fotografías en papel.

No obstante, Kodak logró hacer millones con la patente de la cámara digital, hasta que en 2007 se le acabó esa entrada de dinero. El mundo ya era digital, y los usuarios ya no revelaban sus fotos como antes. Ahora los usuarios sí estaban dispuestos a ver sus fotos, no en la pantalla de televisión, sino en las pantallas de PC, Smartphone, iPad...

Entonces Kodak se dio cuenta de que debía entrar en el mercado digital, pero ya fue demasiado tarde para hacerlo. Y en 2012, Kodak se declaró en bancarrota.

Este caso de quiebra empresarial hoy día sirve como lección en las escuelas de negocios, como ejemplo de los riesgos que una empresa tiene cuando se acomoda, cuando no hace uso de la innovación, cuando no aprovecha las ideas de sus mejores cerebros.

Pero también sirve como ejemplo para explicar lo que ocurre cuando como empresa te centras en los ingresos y piensas únicamente en el negocio, en lugar de proporcionarle valor a tus clientes, porque si tú tienes una idea que mejora la vida de tus clientes, y no la sacas al mercado por el temor a perder tus ingresos, alguien más trabajará en esa idea y aprovechará todo su potencial.

Newsletter

Suscribite a nuestras comunicaciones y enterate antes que nadie de las iniciativas claves para potenciar tu negocio.

Eventos

Desayuno de trabajo #FakeMarketing
Fechas disponibles desde Febrero de 2019
Se desarrollará en nuestro CoffeeLab
Workshop de presentaciones efectivas
Fechas disponibles desde enero de 2019
Se desarrollará en nuestro CoffeeLab